EL GOBIERNO VASCO PODRA PARALIZAR ASCENSORES

Hoy entra en vigor una nueva normativa que protege más al consumidor al no permitir usar el ascensor si hay defectos. Se trataría, en cualquier caso, de paralizaciones temporales que implican la restricción de uso del ascensor durante el tiempo que se tarda en subsanar la deficiencia detectada.

Con esta medida, contenida en el Decreto 5/2014, de 28 de enero, el Gobierno vasco aumenta la protección de los usuarios de estos aparatos al no permitir su uso hasta que los problemas técnicos detectados en las revisiones hayan sido solucionados.

A partir de ahora, el Ejecutivo paralizará los ascensores que no corrijan esos defectos en seis meses. La nueva norma protege más al consumidor, de manera que si en el momento de la inspección periódica se detectan defectos graves, el Organismo de Control realizará una segunda visita para comprobar la reparación de los mismos, y si estos no se han corregido en el plazo de seis meses, se procederá a precintar el ascensor.

Además el decreto estipula que se considera defecto muy grave "aquel que constituya un riesgo inminente para las personas o pueda ocasionar daños en la instalación" y añade que "la detección de un defecto muy grave obliga a la paralización inmediata del ascensor, el cual no podrá ponerse en servicio hasta la subsanación de dicho defecto".


El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ver noticia de prensa
Volver a noticias